Se recomienda sinceridad comedida, es decir, no mentir en temas que sean fácilmente detectables pero tampoco contar nuestros defectos o puntos débiles a la primera de cambio. Trata de ser lo más sincero que puedas.

El tema del sueldo es importante pero es preciso que antes sepas muchas más cosas para preguntar  sobre este tema y valorar si te conviene (tareas a realizar, si hay formación, periodo de prueba qué responsabilidades tienes, si tienes que desplazarte, etc.). Si hay varias entrevistas y en la primera no has visto cómo hacer la pregunta o no te lo han contado la haces en la siguiente oportunidad.